Menu Close

Nuestra Propuesta Formativa - Educación al estilo Lasallista

En La Salle la persona humana es centro del proceso educativo y su razón de ser como institución educativa. Nuestra propuesta educativa busca que cada niño y joven se convierta en artífice y agente activo de su propio proceso de formación y aprendizaje, que se convierta en un ciudadano probo y útil a la sociedad y que sea, ante todo, una persona plena y feliz.

Para ello, niños y jóvenes cuentan con el acompañamiento de sus maestros, quienes están junto a ellos en ese proceso con un estilo muy particular: formando comunidad, donde todos aprenden y lo hacen de manera permanente y progresiva, poniendo a Jesucristo como centro y punto de partida de su quehacer. Eso (lo entendemos ahora) era lo que San Juan Bautista De La Salle propone hacer para que la escuela «marche bien».

De esta forma, considerando a la educación como un derecho y un proceso, los actores principales son los niños y jóvenes a nuestro cargo, junto a ellos sus padres como primeros educadores, los maestros como sus principales aliados y la comunidad educativa en general, sin dejar de considerar otros actores externos como redes sociales, medios de comunicación, etc.

Es así que los valores del estilo Lasallista (fe, fraternidad y servicio) se hallan inmersos en todo el quehacer educativo: académico y formativo, los cuales constituyen los pilares de la nuestra propuesta y de todas las experiencias que vivan nuestros estudiantes durante su etapa escolar. Dichos pilares dinamizan nuestro modelo pedagógico y delinean un perfil propio del estudiante lasallista relacionado con la fe, como expresión de una espiritualidad propia y característica que San Juan Bautista De La Salle llamó «espíritu de fe», por la cual todos los procesos se hacen con dedicación, entrega y en comunidad, buscan optimizar el servicio en cada acción («espíritu de celo») lo que, finalmente, lleva a que toda nuestra labor educativa forme parte de la acción salvadora de Jesús.

De esta manera, el Colegio La Salle asume el reto de ofrecer a sus estudiantes, diversas situaciones de aprendizaje y procesos pedagógicos que desarrollen en ellos una serie de capacidades relacionadas con aspectos científico-académicos, deportivos, estéticos, espirituales y de conciencia ecológica. Es decir que, a la par de ofrecer un servicio de calidad, en la Salle pretendemos formar personas responsables, atentas a su medio natural, ciudadanos comprometidos, con alto sentido social y democrático, capaces de ser actores útiles en el lugar donde les toque desenvolverse.